Postes y Alumbrado Publico bl

LA TECNOLOGÍA, AÑO 2020 EL GRAN SALTO.

LA TECNOLOGÍA, AÑO 2020 EL GRAN SALTO.



El 2020 ha sido bautizado como el:
 “Año del gran salto tecnológico”
Este año 2020 va a representar un punto final para proyectos que han cobrado impulso en los últimos 10 años. 

Los pronósticos dicen que será el punto de inflexión desde el cual juzgar el progreso de la tecnología del siglo XXI.

Los vehículos autónomos, más dispositivos y más sensores para hacernos la vida más fácil, drones repartidores de servicios y la presencia de robots en el supermercado son previsiones de lo que vamos a ver este 2020. 

 Este año de 2020 está programado para ser un año clave para la tecnología.
INTERNET DE LAS COSAS (IOT: INTERNET OF THINGS): 
Se trata de una interconexión vía internet de dispositivos de cómputo embebidos en objetos del día a día, habilitándolos para enviar y recibir datos.
CIBERSEGURIDAD (CYBERSECURITY): 
Conocido también como seguridad de la tecnología de la información. 
Son técnicas de protección de computadoras, redes, programas y datos de acceso no autorizado o ataques que son realizados para explotar. La seguridad en las redes incluye actividades para proteger la usabilidad, confiabilidad, integridad y la seguridad de la red.
El nuevo año ya empezó:


Esto significa el inicio de nuevas tendencias, cambios e innovaciones, sobre todo en el ámbito tecnológico de las telecomunicaciones, ya que es un entorno que evoluciona e innova permanentemente, y en la que la inmediatez y digitalización son y seguirán siendo los protagonistas del día a día.

TECNOLOGÍA 5G. 


Es una tecnología clave, que habilitará el desarrollo de muchas otras tecnologías bajo tres tipos de macro servicios como son:
Banda Ancha Móvil Mejorada (eMBB: enhanced Mobile Broadband):
Esta va a permitir conexiones de 10 Gbps por celda para transmisión de videos en formatos de Ultra Alta Definición como 4K y en 3D, Realidad Virtual/Realidad Aumentada, Oficina en la Nube, entre otros.
Comunicaciones Tipo Máquina Masivas (eMTC: Massive Machine Type Communications):
Esto permitirá habilitar tecnología para: transporte inteligente, casas inteligentes, comunicación entre máquinas, ciudades inteligentes, y muchos otros.

Comunicaciones de Ultra Baja Latencia (URLLC: Ultra Reliable Low Latency Communications):
Esto va a permitir que la Industria 4.0, pueda dar servicios de conducción autónoma, servicios de salud remotos, servicios de misión crítica para la Seguridad Publica, entre otros.



 ÓRGANOS HUMANOS EN COMPUTADORA, 

OPTOGENÉTICA.

Objetivo de este año 2020: 

El mundo, ante el año del gran salto tecnológico:


Decía Isaac Asimov que:
 «La ciencia reúne el conocimiento más rápido de lo que la sociedad reúne la sabiduría». 
El progreso de la técnica, la popularización de internet y la robotización ya han empezado a trastocar todos los niveles de la sociedad, la economía y la industria, pero los avances asombran no solo por lo extraordinario de su capacidad, sino también por la rapidez con la que se producen. 
Es difícil hallar un solo sector que no esté agitado ante los cambios tecnológicos que se están desarrollando.
Y también ante los que se avecinan, porque esto no ha hecho nada más que comenzar. Estamos viendo únicamente una puntita de lo que llegará dentro de poco. De aquí a cinco años se alcanzarán hitos científicos innovadores con el potencial de cambiar la forma en la que la gente trabajará e interactuará. 
La tecnología estará en cada esquina. 
Hay muchos ejemplos, como los primeros vehículos comerciales que se conducirán solos, el despliegue de un inmenso cóctel de dispositivos y sensores que prometen hacernos la vida más fácil y en la que la voz sea la nueva «pantalla», el uso de drones como repartidores o la implantación de servicios basados en la realidad virtual y aumentada. 
Las previsiones, las más optimistas, apuntan a una única
 dirección: Este es el año, el  2020, una cifra redonda 

que escenificará el gran punto de inflexión.


Inteligencia artificial, realidad virtual y redes 5G serán algunas de las tendencias tecnológicas que más se desarrollen a partir de este  año,  en el que empezarán a despuntar otras como la reproducción de órganos humanos en modelos computacionales y las técnicas de optogenética.
La inteligencia artificial estará aún más presente en la vida de los ciudadanos y los negocios, gracias al impulso de compañías como Google, Facebook y Microsoft.
Por su parte, la realidad virtual se verá reforzada con la creación de contenidos en los ámbitos del videojuego, los viajes, el deporte, el entretenimiento e incluso los medios de comunicación.
INTELIGENCIA ARTIFICIAL + MACHINE LEARNING + 5G.


Este trinomio será la base de toda la estructura en tecnología para la siguiente década. 
La capacidad de las máquinas por establecer soluciones integradas a nuestro estilo de vida, que aprendan de nosotros con cada dato recolectado y que su comunicación se sostenga sobre un modelo robusto y confiable de transmisión de datos es el nuevo norte. 

Las empresas verán en esta fórmula una oportunidad enorme para generar nuevos modos empresariales, que permitan una cobertura de servicios asociados a nuestra rutina, como la tele salud y la educación.
ADN, DATOS Y PUBLICIDAD.

La cantidad de datos que generamos los seres humanos crece constantemente. 
De acuerdo con Internet Live Stats, la humanidad genera 57TB por segundo en todo el ecosistema de servicios y aplicaciones empresariales, gubernamentales y usuarios finales. 
Cada cosa que hacemos en Internet genera datos y perfila nuestra rutina: cada canción, cada paso, cada compra, cada post, cada foto, cada archivo en nube, cada vez que revisamos la hora en el teléfono generamos datos e información. 
A esto, hay que añadirle un detalle: los análisis de ADN en la web se están volviendo populares.
CIBERATAQUES MICRODIRIGIDOS.


Hemos visto un año de 2019 que, literalmente, ha expuesto la privacidad de casi todos los usuarios de Internet en el planeta. 
Y lo preocupante, por encima de esta cifra, es la velocidad con que se logra superar la estadística del año anterior. 
En la primera mitad del 2019 se superó la totalidad de datos expuestos por ataques en 2018.

LA EMERGENCIA DE TECNOLOGÍAS

 MÁS DESCONOCIDAS.


Entre ellas, las aplicaciones de materiales bidimensionales a nivel atómico -como el grafeno, el avance en la investigación científica gracias a la reproducción de órganos humanos con modelos hechos por ordenador y la optogenética, que mezcla óptica y genética para avanzar en la detección de enfermedades.
OPTOGENÉTICA, ¿QUE ES?


La optogenética combina métodos ópticos (destellos de luz provenientes de un láser o un LED) con métodos genéticos para transferir a un grupo especí­fico de neuronas el cDNA que codifica proteínas de origen microbiano sensibles a la luz (llamadas opsinas).
La optogenética es la combinación de métodos genéticos y ópticos para controlar eventos específicos en ciertas células de tejidos vivos, incluso de mamíferos y otros animales, con la precisión temporal necesaria (en la escala temporal del milisegundo) para mantener el ritmo intacto de funcionamiento de los sistemas biológicos. 
La razón de este control tan rápido y preciso reside en el uso de la luz como agente inductor.

La optogenética abarca el desarrollo de proteínas sensibles a la luz (naturales o modificadas químicamente), las estrategias para introducir los genes que codifican dichas proteínas en las células o tejidos diana y, por último, la generación de sistemas de detección de los cambios de comportamiento producidos en dichas células y tejidos.​
Estas técnicas son especialmente útiles para su empleo en la investigación en neurociencias, donde no existían métodos de estudio que permitiesen el estudio in vivo de células individualizadas.
Los métodos optogenéticos se basan en la introducción en ciertas células de genes exógenos que codifican proteínas sensibles a la luz. Estas proteínas permiten modificar el comportamiento a nivel celular mediante la presencia o ausencia de luz. 

La idea clave es la fusión en una proteína de dominios que absorben la luz con dominios efectores, capaces de una función. 
 Así se han creado variantes sensibles a la luz de proteínas efectoras fusionadas con proteínas fotosensibles.El empleo de opsinas procedentes de microorganismos (bacterias) y su adaptación para su utilización como interruptores celulares ha permitido un avance importante de estas tecnologías. Estas opsinas combinan un dominio sensible a la luz y un canal iónico en la misma proteína.
 Así, son necesarias cuatro etapas en un estudio optogenético:

  • Desarrollo de proteínas fotosensibles, modulando el potencial de membrana y dirigiendo la señalización celular;
  • Conducción de genes a la célula diana, mediante transfección, transducción viral o creación de líneas animales transgénicas;
  • Iluminación controlada; y
  • Análisis de los resultados obtenidos.
  • Los Ingenieros en el año 2020 deberán dominar las energías  renovables y tecnología e impresión 3D.



    La revolución tecnológica ya está aquí,  con el objetivo de mejorar nuestra calidad de vida, pero supondrá sin duda un reto y un cambio importante en los métodos de trabajo para los que deberemos   estar más que preparados.
    Concretamente en el ámbito de la ingeniería y la construcción, aparecen nuevas tendencias como el BIM, la impresión 3D, Lean Construction o la Construcción Modular que obligan a los profesionales a mantener una capacidad de autoaprendizaje suficiente para poder mantenerse activos en el mercado laboral. 
    Todas estas tecnologías también se suman a una tendencia social, que se viene experimentando en los últimos años a nivel mundial, muy comprometida con obtener la mayor sostenibilidad y ahorro energético de cualquier actividad concebible.   LAS TENDENCIAS DE PAGOS A FUTURO 


    Al parecer, la era de las billeteras convencionales y las monedas está llegando al fin de sus tiempos. Autenticación biométrica, wearables y tarjetas de fidelidad en aplicaciones móviles serán algunas de las tendencias que transformarán los pagos en el futuro, según la empresa especializada en seguridad digital Gemalto.
    Los pagos basados en contexto
    Como un proceso de pago que se lleva a cabo en segundo plano, los pagos basados en contexto no requieren interacción directa entre el cliente y el comerciante. Un ejemplo perfecto de esto es Uber, la aplicación hace el pago por usted.
    Si se está preguntando a dónde se dirige a partir de aquí, piense en los pagos basados en contexto dentro de la tienda. Dado que la tecnología requerida es muy compleja, actualmente hay muchas variantes que se están probando (geolocalización, comunicación, biometría y visión por computadora, por nombrar algunas). 
    La aplicación de manos libres de Google permite a los consumidores decir sencillamente “voy a pagar con Google” para completar una transacción. Mientras que Amazon Go va a permitir a los clientes ir a la tienda, recoger los artículos y salir, y sus compras se cargarán automáticamente a su cuenta de Amazon.
    La autenticación biométrica


    Desde las huellas dactilares hasta el reconocimiento facial, ciertas aplicaciones, como AndroidPay y Apple Pay, han liderado el camino de la autenticación biométrica. 

    Sin embargo, las actualizaciones de software y los lanzamientos de productos probablemente abran un nuevo mundo de posibilidades y aumenten el número de dispositivos que la admiten.
    Las tecnologías, como el reconocimiento del iris, el análisis del ritmo cardíaco y el mapeo de las venas, por nombrar solo algunas, se están promocionando como posibles formas de mejorar los sistemas de pago biométricos. Se espera que aumenten la precisión, la eficiencia y la seguridad.
    El auge de los wearables


    Dialogando con Danilo Ochoa, digital sales para el Pacto Andino y el Caribe de Gemalto, sobre el tema de los pagos del futuro, nos cuenta: 

    “En el mundo de los pagos móviles, los teléfonos inteligentes llevan firmemente la delantera. Sin embargo, el avance de los dispositivos wearable podría cambiar eso pronto, dado que está previsto que dicho mercado llegue a los $34.000 millones para 2020.”

    Aplicaciones móviles


    A medida que la tecnología móvil mejora, se hace evidente que la simplicidad y la conveniencia no son suficientes. Los consumidores quieren un valor agregado, y por eso a ciertas aplicaciones móviles, como Starbucks con su sistema de fidelidad, les ha ido tan bien.
    Con un pronóstico para este año de 2020 de más de 3,000 millones de tarjetas de fidelidad en aplicaciones móviles, es muy probable que esa tendencia continúe.
    Para 2020, los consumidores pueden esperar mucho más. Con el registro del comportamiento pasado y el despliegue inteligente de los datos de los usuarios, los consumidores podrían recibir recomendaciones inteligentes. 

    Y con el agregado de la realidad aumentada, los consumidores podrían analizar información de los productos y leer comentarios en tiempo real, en lugar de tener que investigar en casa.
    EN BUSCA DE UN ESTÁNDAR
    Las redes moverán en los próximos años una ingente cantidad de datos por segundo. Según las previsiones de la compañía Cisco, se espera que para este año 2020 existan más usuarios en el mundo con dispositivos móviles (5.400 millones) que personas con acceso a electricidad (5.300 millones), agua potable (3.500 millones) o vehículos (2.800 millones). Un escenario que hará difícil calcular su impacto social y económico. 
    Serán, pues, las llamadas redes 5G las que se conviertan en el
     túnel del tiempo que nos lleve al futuro, pero por ahora son 
    meros ensayos, esperanzadores sí, pero puestos en práctica con
     éxito a pequeña escala y en pruebas de laboratorio.
    A día de hoy no existe un estándar por el que regirse. 
    Los analistas, sin embargo, lo tienen claro: 
    Se estima que para dentro de tres años se desplieguen las primeras redes comerciales. 

    Con ellas se inaugurará un mundo hiper-conectado en donde la robótica, la Inteligencia Artificial o los sistemas cognitivos alcancen el punto de madurez necesario para ser de verdad algo revolucionario.
    Los expertos creen que vamos por buen camino desde el punto de vista del desarrollo, pero falta adoptar medidas por parte de las administraciones. 
    «Las mejoras en el uso de la tecnología en los últimos tres años en el panorama mundial, son un indicador importante de que en este año 2020 podemos alcanzar ese punto de inflexión»

    Source:tuertoperoveotodo.blogspot.com