Postes y Alumbrado Publico bl

la mejor forma de ahorrar energía

Un estudio encargado por la Unión Europea en 2012 analizó los ahorros energéticos que podrían lograrse en los hogares mediante cambios de comportamientos sencillos. La conclusión puede parecer sorprendente: la iniciativa con mayor potencial de ahorro es… ¡cambiar la manera en que ventilamos nuestras viviendas!Adoptar una técnica adecuada de ventilación en el hogar permite ahorrar mucha energía, al evitar un enfriamiento innecesario en invierno, al tiempo que garantiza una buena renovación del aire. Cómo hacerloLa fórmula recomendada por los expertos es sencilla: se debe ventilar toda la vivienda a la vez, abriendo todas las ventanas y las puertas que se interponen entre las diferentes estancias. Si se abren ventanas opuestas, lo que permite una aireación máxima, puede ser suficiente con dos o tres minutos. Obviamente, los radiadores deben estar apagados durante la ventilación.Por contra, una ventilación intermitente, hecha estancia a estancia, con las ventanas entreabiertas, requiere más tiempo para la renovación del aire y provoca unas mayores pérdidas energéticas. En verano: ventilar refrescando la vivienda

La ventilación es también el sistema más barato y de menor consumo energético para refrescar las viviendas en verano y, si la combinamos con otros métodos que impiden la entrada de calor, los ahorros se multiplican. En algunos casos la ventilación tradicional es suficiente, aunque en ocasiones necesita complementarse con elementos de ventilación mecánica: ventiladores de techo, ventiladores de ventana…Ventilación y saludOjo: dejar de ventilar no es una buena alternativa para ahorrar energía. Una casa mal ventilada puede acumular sustancias contaminantes. Ciertos gases tóxicos, como el monóxido de carbono o el radón, y los compuestos orgánicos volátiles, pueden concentrarse en el aire interior provocando diversas enfermedades, algunas muy graves como el cáncer. Por otra parte, la falta de ventilación puede producir niveles altos de humedad, favoreciendo el crecimiento de microorganismos que pueden provocar tos o ataques de asma en personas con alergias.Ventilar las habitaciones durante unos minutos es una manera sencilla y eficaz de librarse de gases y compuestos tóxicos y del exceso de humedad. Pero, recuerda: mejor “de golpe” que poco a poco.

Source:hogares-verdes.blogspot.com