Postes y Alumbrado Publico bl

Iluminación LED + Arte

En el mundo de la iluminación hay mucho arte y creatividad.Iluminar ya no es un hecho básico, trasciende y sorprende. En el campo de la iluminación muchos se especializan en el hecho arquitectónico y otros en la experiencia de una audiencia, estimulada por colores, intensidades y posibilidades que la luz ofrece.

Para quienes aman el arte y la iluminación, Bruce Munro es excelente referencia. Este artista de iluminación de origen británico ha logrado sorprender con sus hermosas obras, que logran llevarte a un viaje de fantasía, sus esculturas e intervenciones te trasladan a un mundo inexistente, de ensueño.

innovador, en sus proyectos ha utilizado la iluminación LED como primer recurso de creación, buscando conectarse con lo natural utilizando materiales reutilizables que no tengan un impacto negativo con la naturaleza. La posibilidad de utilizar iluminación LED le ha permitido implementar más recursos a su trabajo; su más reciente obra “Campos de luz” (Field of Light) ha sido instalada en varios lugares desde el 2008, pero la última exhibición tuvo por primera vez paneles solares para generar energía y encender las luces LED, siendo la tecnología idónea para trabajar con energía solar por su bajo consumo y su adaptabilidad para funcionar con corriente DC 12 a 24 V que es la que utilizan las baterías para almacenar la energía solar.

El objeto de estudio de Munro junto a las tendencias tecnológicas se mezcla con su propia experiencia, toma “los momentos fugaces de la relación con el mundo y la existencia en su sentido más amplio”, y la forma en que expresa aquellas experiencias es a través de la luz, elemento recurrente en sus creaciones. Podemos decir que Munro es un “cronista artístico” en el campo de la iluminación.

Su última instalación, parte de una serie llamada “Campo de Luz”, instalado en Uluru, una formación rocosa ubicada en el centro de Australia, al interior del Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta. Esta es la mayor instalación de Munro hasta la fecha, utilizando a gran escala el terreno desértico. Se instalaron más de “50.000 tallos delgados coronados con brillantes esferas de cristal esmerilado”, con los focos LED dentro de cada esfera. La dimensión de la instalación podría fácilmente cubrir una superficie equivalente a cuatro canchas de fútbol.

“Esta instalación es un símbolo personal acerca de las cosas buenas que guarda la vida.” – comentó Bruce Munro sobre su obra.

La idea para este proyecto se le ocurrió mientras viajaba por el desierto rojo camino a Uluru en 1992. Durante su viaje sintió una conexión con la energía, el calor y el brillo del paisaje del desierto, él describe que es la encarnación de esa experiencia.

Source:luxerline.blogspot.com