Postes y Alumbrado Publico bl

Hogares Verdes: Ahorrar energía en el ordenador: 9 medidas sencillas

1. Disminuir el brillo de la pantalla del monitor. Se estima que al ajustar el brillo de la pantalla a un nivel medio se puede ahorrar entre un 15-20% de energía. Los ordenadores portátiles suelen reducir el brillo cuando funcionan con la batería en lugar de conectados a la red, pudiendo conseguir ahorros de hasta un 40%. 2. Elegir un fondo de pantalla de colores oscurosSe calcula que una página oscura puede llegar a consumir un 25% de energía menos en su despliegue. Por eso, es recomendable elegir imágenes con colores oscuros para el fondo de pantalla del escritorio.3. No utilizar salvapantallasLa instalación de salvapantallas activos era recomendable en los antiguos monitores de rayos catódicos (TRC), ya que podían quemarse. Sin embargo, a pesar de que estos monitores ya prácticamente no existen y han sido sustituidos por monitores de cristal líquido (LCD) y, más recientemente, por monitores LED, estos salvapantallas se siguen utilizando, por estética o por confidencialidad. Pero ya no tienen justificación técnica como en los TRC y consumen energía. La mejor opción en utilizar el modo sleep del ordenador y/o poner un fondo fijo o la pantalla en negro.4. Ajustar el tiempo de activación del modo “sleep” Los ordenadores permiten al usuario definir el tiempo de inactividad a partir del cual se activan distintos modos de ahorro de energía como la suspensión, el hibernado o el apagado. El consumo medio de un ordenador en modo reposo puede estimarse en unos 50 w. Esta cifra se reduce a sólo 2w en modo sleep y a 1w en modo off. Normalmente se recomienda activar la suspensión o el hibernado de los ordenadores cuando haya transcurrido un mínimo de 15 minutos y un máximo de 60 minutos de inactividad. Las recomendaciones Energy Star establecen un máximo de 30 minutos para su activación. En algunos programas el modo hibernación debe ser activado si se quiere configurar un tiempo predeterminado para que entre a funcionar (Power options: propiedades: habilitar hibernación: aplicar: ok). El modo suspensión funciona interrumpiendo el suministro de energía en todos los elementos, salvo en la memoria RAM. Permite seguir descargando información y ejecutando los programas activos. El sistema vuelve al mismo estado antes de suspenderse, en pocos segundos. Se recomienda para períodos de tiempo corto (10-30 minutos) en los que no se use el ordenador. El modo hibernar guarda una imagen del escritorio con todos los archivos y documentos abiertos y desconecta la alimentación del equipo. Los archivos y documentos se abren en la misma ubicación y estado en que se encontraban previamente.5. Apagar el ordenador si no se va a utilizar durante más de una hora Se recomienda el apagado completo del ordenador para pausas de inactividad de más de 1 hora y, en todo caso, siempre al finalizar la jornada laboral o su uso. En el caso de oficinas, aun cuando se informe y sensibilice a los trabajadores sobre ello, diversas estadísticas demuestran que un 30% de los empleados no suela hacerlo o bien lo hace en un primer momento, pero con el paso del tiempo las costumbres se relajan. Por ello se recomienda implantar políticas de apagado automático a una hora determinada. 6. Desenchufar la CPU o portátil una vez apagado (o cortar el suministro mediante una regleta)El consumo fantasma es el consumo eléctrico que realizan algunos aparatos eléctricos estando totalmente apagados por el mero hecho de estar conectados a la red eléctrica (para más información, ver el post Electrovampiros).El consumo fantasma de los ordenadores nuevos puede parecer pequeño al tratarse aproximadamente de entre 1 y 2 w hora. No obstante, si multiplicamos este consumo por una media de 16 horas al día y 365 días al año nos da unos 6 kw/año. En ordenadores más antiguos el consumo fantasma puede alcanzar los 20 w. Para evitar este consumo la primera opción es desenchufar el ordenador de la fuente de alimentación. Si tenemos un portátil, el beneficio será doble, ya que mantener el ordenador enchufado contribuye al agotamiento de la batería. Otra opción sencilla es utilizar una regleta o un enchufe inteligente que permita cortar el suministro al ordenador y los equipos periféricos.7. No dejar DVDs en el lector, aunque no se estén usando La unidad de DVD consume una gran cantidad de energía, lo que es especialmente preocupante en portátiles que estén haciendo uso de la batería y no conectados a la red. Dejar un DVD en el lector, aun cuando no se esté usando contribuye al consumo energético, ya que frecuentemente se activa la lectura de su contenido al realizar otras funciones como por ejemplo al abrir el explorador de Windows.8. Cerrar los programas una vez finalizado su uso Es recomendable ir cerrando los programas conforme dejamos de utilizarlos, ya que si los dejamos abiertos, el ordenador no pasará a modo de reposo o suspensión y continuará consumiendo energía, ya que el mismo no detecta inactividad. Por ejemplo, si tenemos conectada la radio por internet, escuchando música o tenemos programas que buscan actualizaciones, impediremos que se activen los modos de ahorro de energía cuando dejemos de trabajar o utilizar el ordenador en pausas cortas. También conviene desconectar los dispositivos externos del ordenador (tarjetas de memoria, memorias USB, discos duros externos, etc.) después de su uso, ya que conectados consumen energía innecesariamente. 9. No recargar otros dispositivos conectados mediante USB al ordenador Algunos dispositivos permiten la carga de sus baterías al conectarlos mediante USB a un ordenador. Esta práctica debe limitarse a aquellos dispositivos que no tienen una fuente de alimentación externa propia (cargador), como por ejemplo reproductores MP3, MP4. En el resto de equipos (smartphones, etc.), si no es estrictamente necesario, debe utilizarse su fuente de alimentación externa. En todo caso, debemos asegurarnos de desconectar la conexión USB del ordenador tan pronto como se haya completado la carga.

Source:hogares-verdes.blogspot.com