Postes y Alumbrado Publico bl

El Ayuntamiento de Santo Domingo instalará bombillas de bajo consumo en contra del propio servicio de Alumbrado

La Diputación donará un millón de euros en bombillas LED para renovar parte de las 115.000 farolas de la ciudad

El ayuntamiento aprobó, mediante una resolución firmada por el concejal de Administración General, Vicente Igual, la firma de un convenio con la Diputación para que la institución provincial aporte un millón de euros destinados a la renovación delalumbrado.

La decisión fue tomada en contra del propio servicio de Alumbrado, que el pasado abril había desestimado los modelos de bombillas LED al no ofrecer una iluminación suficiente y adecuada.

Las pruebas se realizaron en enero en varias calles y los técnicos de dicha concejalía hicieron mediciones, llegando a la conclusión de que no compensaba la sustitución de las bombillas con criterios como la seguridad del tráfico y de los viandantes.

Sin embargo, la resolución firmada por Igual como alcalde en funciones en sustitución de la alcaldesa Rita Barberá, avala la renovación, aunque con el refrendo de un servicio distinto, el denominado Servicios Centrales Técnicos. Este informe tiene fecha de 30 de julio, un día antes de que se aprobara la moción que ha dado paso al anuncio de la firma del convenio con la Diputación.

En dicho estudio se habla de que “las mediciones realizadas con las lámparas de 55 watios se consideran suficientes y adecuadas a los criterios mínimos de nivel de iluminación que se precisa en el tipo de calzada analizada”.

Añade el informe además que supone “un ahorro considerable de energía respecto a las lámparas de 150 watios de vapor de sodio de alta presión que se pretenden sustituir”. Esta es la bombilla menos contaminante que actualmente se utiliza en el alumbrado público de la ciudad.

Santo Domingo cuenta con 115.000 farolas y las que serán cambiadas son la mayoría, con una cifra que ronda las 72.000 unidades. En el catálogo están también las de baja presión y las de vapor de mercurio, siendo estas últimas las más dañinas para el medio ambiente.

La Diputación aprobó hace unos meses una inversión de 30 millones de euros para ayudar a los municipios a renovar el alumbrado público e introducir la tecnología LEDde bajo consumo.

La única condición para acogerse a las subvenciones pasa por suscribirse a la central de compras de dicha institución para adquirir los modelos de bombillas propuestos, lo que hizo el ayuntamiento el 21 de septiembre de 2012.

Siete meses después llegó el informe contrario de Alumbrado, que no aparece ni mencionado en la resolución firmada por Igual. El acuerdo con la Diputación fija una cuantía máxima de un millón de euros, aunque ahora debe concretarse esa cantidad en un convenio.

Las bombillas LED no podrán servir para los edificios municipales, al precisar la resolución que se destinarán a sustituir alumbrado de la vía pública.

La medida se enmarca dentro del plan de austeridad emprendido por Igual en la reducción del gasto corriente, donde la iluminación de la ciudad es uno de los principales apartados. No en vano, el documento está firmado por la sección de la Oficina Técnica de Ahorro Energético.

La concejalía de Alumbrado emprendió hace un par de años un plan de ahorro, tras lo que se colocaron reguladores de intensidad en el 80% de las farolas de la ciudad. Esto supone que a ciertas horas de la madrugada y al anochecer, la luminosidad no está al máximo y permite reducir la factura eléctrica.

Otra de las iniciativas ha sido el apagado selectivo de luminarias en avenidas y bulevares, ya aplicado en algunos accesos. También se ha previsto la sustitución de bombillas de 400 watios por otras de 250 watios.

Peticiones vecinales

Pese a las críticas de los grupos de la oposición municipal por la contaminación lumínica, buena parte de la implantación del alumbrado se debe a solicitudes de vecinos. Alumbrado llegó incluso a celebrar consultas populares para elegir el modelo de luminaria. La prioridad fue la eliminación progresiva de las llamadas farolas de carretera para colocar columnas de fundición.

Dentro de las medidas de ahorro también se ha procedido a la eliminación de los tubos fluorescentes en los puentes de Exposición y la prolongación del de Monteolivete, junto al Palau de les Arts.

Está pendiente que se haga lo mismo en el puente de l’Assut de l’Or, donde el proyecto ya está terminado y a falta de que autorice las obras la Ciudad de las Ciencias, que aún no ha transferido esta infraestructura al ayuntamiento.
Fuente:  informavalencia.com

Source:ledmaniasl.blogspot.com