Postes y Alumbrado Publico bl

CONTROL LUMÍNICO E INSTALACIONES: ILUMINACION DE JARDINES

Una buena iluminación puede crear un ambiente excepcional para disfrutar el jardín por la noche.
• La iluminación en los jardines debe ser sutil. Tanta luz, agobia.
• La atención debe estar en las plantas y arbustos, nunca en las propias luces.
• Queda muy bien iluminar los senderos con luces a ras de suelo, a modo de pista de aterrizaje. • También balizas a media altura o en el suelo para iluminar senderos o la propia entrada a la casa.
• Las luces que se clavan en el suelo permiten cambiar fácilmente su ubicación.
• Un farol de 2 ó 3 cabezas irá estupendamente en porches, patios o terrazas.
• Las farolas de 3 metros de altura para las explanadas.
• Plafones y apliques para la fachada.
• Proyectores con lámparas halógenas para una iluminación ornamental de los árboles.
• Luces entre las ramas de los árboles.
• En fachadas o árboles la iluminación hacia arriba.
• Si resaltas la silueta de un objeto contra una pared iluminada creará un efecto teatral.
• Hay luces que se encienden automáticamente gracias a un sensor de oscuridad y otras ante la presencia de personas por el movimiento.
• Las luces de seguridad suelen estar encendidas desde que cae el sol y son de menor intensidad (las hay de energía solar). Recuerda que mientras más iluminado esté el exterior, más segura estará la casa.
• No concentres las luces exteriores en un sólo interruptor; es mejor tener varios circuitos. Por ejemplo, para encender sólo la zona de paso y que no se encienda todo el jardín.
• Emplea lámparas de bajo consumo, que, aunque son más caras que las normales, ahorrarás energía.
• Hay farolas solares que se alimentan de la acumulación de energía solar.) SELECCIÓN DE LÁMPARAS. Se descartarán lámparas de incandescencia por su bajo rendimiento y alto consumo (exceptuando las downlights de bajo voltaje, que se aplicarán muy puntualmente). Se adoptarán lámparas fluorescentes, tanto en su versión lineal como compacta, debido a su bajo consumo, larga vida útil y que reproducen perfectamente todas las tonalidades de luz requeridas en cada recinto. En algunas zonas de elevada superficie, como el restaurante y cafetería, adoptaremos luminarias con lámparas de halogenuros metálicos, así como en la zona del porche de entrada, ya que dichas lámparas son idóneas para espacios de elevada altura y continuado funcionamiento. En zonas muy puntuales, como recepción por razones estéticas, o los rellanos de los ascensores, reforzaremos la iluminación con halógenas de bajo voltaje. SELECCIÓN DE LUMINARIAS
Todas las luminarias a aplicar tendrán rendimientos elevados, con luminancias suaves, especialmente en zonas de trabajo, para que no se produzca el indeseable fenómeno del deslumbramiento. Se ha optado por alumbrado de tipo directo en zonas de trabajo, y semiindirecto en zonas de paso (por razones estéticas) y de relax (salas de café o estar, por ejemplo), aspecto justificado a lo largo de este capítulo.

Source:controlluminicoeinstalaciones.blogspot.com