Postes y Alumbrado Publico bl

Continuamos con la renovación del alumbrado público

Vuelta al
Burgo: 28% más iluminación, 68% menos consumo.

El
Ayuntamiento de Orellana, con la colaboración de este grupo ecologista, está a
punto de concluir la 1ª fase del proyecto de renovación del alumbrado público
de Orellana. Con financiación propia y pública.

Recordemos
que el objetivo de esta primera fase ha sido la reducción drástica de la factura eléctrica del municipio. En un
primer lugar fue sustituido todo el alumbrado urbano de lámparas de vapor de
mercurio por bajo consumo (como medida transitoria), a su vez la calle Palacio
fue reemplazada por iluminación led con regulación de nivel luminoso; luego
fueron sustituidas las ineficientes luminarias de 250w de las calles Real,
Guadalupe, avda. Pantano (parte) y Reyes Huertas, por luminarias de 80w.

Ahora han
sido reemplazadas las luminarias, de la vuelta al Burgo, de vapor de mercurio
de 150w (+arrancador) por led de 50w. Con un aumento de la intensidad lumínica
del 28% y un ahorro energético del 68%, además de obtenerse una distribución más
homogénea del alumbrado sobre la vía. Y en las próximas fechas se acometerá el
polígono industrial.

Con ello
habremos reducido el consumo de la totalidad del alumbrado público, y en base al
significativo ahorro anual generado, se podrán renovar progresivamente las
luminarias transitorias de bajo consumo por otras de mayor calidad lumínica.

Animamos
al nuevo gobierno local para que, entre todos, continuemos trabajando en esta
ilusionante apuesta por la eficiencia y la sostenibilidad energética y económica
de nuestro municipio.

Calle Palacio, iluminación led para rato…

Cuando
desde Retama nos comprometimos a iluminar la calle Palacio, no fue fácil
decidirse por una luminaria fiable en un momento en que el mercado estaba todavía
muy inmaduro en el led. Por eso siempre calificamos ese proyecto como “experimental”,
y porque además le asociamos un sistema complejo de regulación de intensidad
lumínica proporcional a la época del año.            Tras su instalación,
registramos los valores de iluminación de cada una de las luminarias, y ahora
año y medio después hemos hecho lo propio para contrastarlo, esperando
encontrar una atenuación de hasta el 5% por la degradación del led a lo largo
de este periodo. Nuestra sorpresa, y para bien, es que no ha habido atenuación
alguna, o bien es tan bajísima que la tolerancia de la medición no puede
determinarla. Una excelente noticia, que por ahora avala que lo hicimos bien.

Source:grupoecologistaretama.blogspot.com