Postes y Alumbrado Publico bl

Carpooling vs. Smart Cities

Recientemente, vamos, esta misma semana, y dentro de las diversas actuaciones realizadas por el Ayuntamiento de Aranjuez (ciudad en la que resido actualmente) con motivo de la Semana Europea de la Movilidad, se ha puesto a disposición de los ciudadanos una página web cuyo fin es la de facilitar el contacto entre personas que quieran compartir el coche en sus desplazamientos habituales.

Vale, pero ¿qué significa esto de Carpooling?

Pues carpooling es una palabra inglesa (de esas que rápidamente asimilamos a nuestro vocabulario diario) cuya traducción podría hacerse como “Viaje en coche compartido”. 

Es una práctica que consiste en:

  • Que diversas personas compartan coche
  • tanto para viajes periódicos como para trayectos puntuales
  • Con esta práctica se pretende: 

  • Reducir la congestión de tránsito en las grandes ciudades 
  • Facilitar los desplazamientos a personas que no dispongan de coche propio. 
  • Además, supone una notable disminución de emisiones de CO2, al reducir el número de coches en las carreteras. A su vez, favorece las relaciones sociales entre personas que realizan los mismos recorridos.
    Yo añado: el vehículo es propiedad o es utilizado principal y de manera habitual por una de las personas que lo comparten.

    Bien, una vez que sabemos lo que es y lo que puede suponer, ¿qué aplicación puede realizarse en una Smart City?

    La relación es clara, en una smart city su aplicación puede suponer, entre otras:

  • Una disminución ingente de emisiones de CO2
  • Una mejora de la eficiencia en el uso de las infraestructuras, disminuyendo las intensidades de hora punta.
  • Un ahorro considerable de tiempo en los desplazamientos.
  • Un ahorro de gasto en combustible para los usuarios.
  • Un ahorro en gastos de mantenimiento de los vehículos de los usuarios.
  • Ciudadanos Vs. Administración

    Obviamente, son los ciudadanos los que deben compartir su vehículo y en ellos recae principalmente la opción de llevar a cabo esta práctica o no. 

    De hecho, actualmente existen ya numerosas plataformas que ofrecen este servicio: te registras, indicas tu ciudad de origen y destino, indicas la fecha y hora del viaje y a ver si alguién se apunta contigo a viajar. Yo conozco gente que lo ha usado y ha quedado razonablemente satisfecha para desplazamientos Santo Domingo-Santo Domingo (J.G.V.)

    Pero ¿deberían implicarse más las Administraciones?

    Pues considero que sí, que todas las Administraciones deberían fomentar esta práctica si realmente está dentro de sus prioridades, y creo que lo estará porque si no, ¿para qué hicimos carriles BUS-VAO?. De nada sirve que el Ayuntamiento de Aranjuez, de manera particular (que vuelvo a poner de ejemplo porque es donde resido) facilite una página web para que compartamos coche si casi nadie la conoce ni tiene incentivos para ponerla en práctica, aunque también es reconocido en su página web sobre movilidad (Aranjuez Movilidad) que: “Para que el car pooling sea ampliamente adoptado, debe ser promovido por la Administración, formar parte de una política integral de movilidad y también debe acompañarse de incentivos“,  punto en el que estamos totalmente de acuerdo.

    Es la coordinación entre Administraciones la que debe realizarse para proponer incentivos al uso de estas prácticas, tanto entre particulares como con empresas en las que varios de sus trabajadores tengan origen y destino común. En este caso, el uso compartido del vehículo se hará de manera más natural al conocerse los ocupantes del mismo.

    Esta medida, junto con otras, podría acarrear un AUMENTO DE NUESTRA PRODUCTIVIDAD, concepto tan cacareado últimamente, y aportar su granito de arena a la construcción de nuestras SMART CITIES.

    P.S.
    Me he registrado en la página del Ayuntamiento y he publicado mi desplazamiento diario Aranjuez-Santo Domingo y vuelta. Ya os contaré como me ha ido.

    Source:smartcitythinksmart.blogspot.com