Postes y Alumbrado Publico bl

2020 EL AÑO DE LAS CIUDADES INTELIGENTES Y LA VIDEO-VIGILANCIA

 LAS CIUDADES INTELIGENTES Y LA VIDEO-VIGILANCIA


La seguridad, entendida en su concepto más amplio, es clave para el desarrollo de las Smart Cities, ya que tiene afectaciones desde la seguridad vial hasta la seguridad del propio ciudadano.

Más allá de la video vigilancia.


El primer uso que de dio a las cámaras de video vigilancia fue principalmente el de la seguridad, pero también pueden aplicarse con otros fines como los coches autónomos o para mejorar el tránsito peatonal en una ciudad.
Las nuevas aplicaciones de la visión automática van a contribuir a la consecución de los propósitos asociados a las ciudades inteligentes.
Una misma cámara con visión automática es capaz  de realizar varias tareas simultáneamente: contar peatones y vehículos, detectar espacios de estacionamiento libres, identificar a los vehículos de emergencia para poder facilitar su paso y a la vez detector por la noche la presencia de peatones para ajustar la potencia del alumbrado público, ahorrando energía. 

La visión automática también es capaz de alertar antes situaciones anómalas, como vehículos averiados o situaciones de riesgo, mientras que el reconocimiento facial, convenientemente regulado, es un valioso aliado en casos de búsqueda de personas desaparecidas y vulnerables.
El uso de la tecnología está claramente implantado en nuestras vidas, no nos damos cuenta que la tecnología está cada vez más presente en la gestión eficaz de una ciudad.


El concepto Smart City:
Este implica usar soluciones tecnológicas e inteligentes para el desarrollo de ciudades más sostenibles y que mejoren la calidad de vida de sus ciudadanos.
Las ciudades deben apoyarse en soluciones y tecnologías para transformarse digitalmente, pudiendo de este modo gestionar eficazmente desde la movilidad urbana hasta la automatización y control de edificios.
Los sistemas OCR.


Estos están basados en redes neuronales artificiales permiten implementar analíticas de tráfico, con una elevada tasa de fiabilidad, como:
Lectura de placas: 
Son tolerantes a la perspectiva, alta y baja velocidad. Incluso instalada en patrulleros.Cálculo de Velocidad (3D).Paneles indicadores de velocidad.Foto stop.Giros prohibidos.Estudios estadísticos de velocidad.Detección de maniobras prohibidasClasificación de Vehículos (3D): Por Marca y color.

La seguridad pública es una de las características esenciales cuando se habla de ciudades inteligentes, las cuales deben procurar la seguridad ciudadana. 
Según datos de la UNESCO, “el reto al que se enfrenta cada gobierno es muy grande si se considera que el 60% de la población residirá en un entorno urbano para 2030”.
La seguridad pública se ha convertido en una de las principales preocupaciones de sus ciudadanos, quienes exigen medidas más eficaces en contra del crimen, sobre todo en América Latina.


Según especialistas, “en términos porcentuales, esta región es responsable de más del 30% de los homicidios mundiales, pese a contar con menos del 10% de la población; al mismo tiempo su tasa de homicidios violentos supera en más de tres veces el promedio global”.
La apuesta de las grandes ciudades es contar con un sistema de seguridad integral que les brinde vigilancia en toda la ciudad, abarcando zonas más peligrosas, etc. con reportes de alertas instantáneas.
Pero sobre todo, integradas e interconectadas a los servicios públicos de seguridad, pero también buscando hacer uso de la información ya existente para brindar soporte y ayuda a otras áreas como monitoreo de tráfico, seguridad vial, prevención de desastres, etc. 
La información y data, ya existe,  hay que hacerla llegar del modo correcto, para poder ser analizada por las personas especializadas, así debe de ser el modelo de Ciudad Segura. 
Una de las funcionalidades más valoradas, por las instituciones de seguridad pubica,y  por los responsables del tráfico y la movilidad urbana, es poder contar con la posibilidad de disponer de los datos y de las alertas que se generán por  las cámaras inteligentes en su POC (Push To Talk over Cellular, PTT over Cellular), el su Smartphone o la Tablet de las patrullas de la Policía.

·     La supervisión de la seguridad de los ciudadanos y sus bienes es uno de los factores clave para un buen sistema de seguridad urbano.
·     Detección instantánea de eventos y patrones de conducta, (marcas).
·     Eficacia en la investigación de los hechos delictivos y mejora de los tiempos de respuesta.
·     Manejo inteligente del tráfico y control  vehícular, supervión del control de velocidad, cámaras que permiten  captura de imágenes y toma instantáneas de placas  vehículares.
Centro de Control maestro para la seguridad, C4I.
Para la supervisión y control del sistema es necesario que los equipos de videovigilancia y seguridad estén interconectados e integrados a un Centro de Comando y Control que permite en total monitoreo, de las operaciones diarias de la ciudad. 
El centro de comando es la pieza clave de los sistemas de seguridad publica.
LA BIG DATA ESTARÁ, MÁS ALLÁ CON LA TECNOLOGÍA DE SENSORES DE VIDEO
A medida que la cantidad de dispositivos conectados se multiplica, el intercambio de datos aumentará. El intercambio de datos y el análisis avanzado jugarán un papel vital en aumentar el valor de IoT, así como mejorar la seguridad publica.
El análisis de video en las cámarasde hoy en día, nos debe permitir configurar funciones, tales como: 

·     Detectar objetos en zonas determinadas.·     Detectar objetos en  campos virtuales.·     Pautas de conducta en personas, (marcas).·     Búsqueda y analisís de rostros y placas.·     Detección de rostros.

Las cámaras de videovigilancia se han utilizado en las ciudades, como elementos pasivos captadores de imágenes.
Esto  requiere de un elevado componente humano, en lo referente a visionar las imágenes en directo, (ver, mirar y observar). para poder detectar las posibles situaciones de amenaza, o poder hacer las búsquedas de las grabaciones de los hechos delictivos.
Las cámaras de videovigilancia han estado en una continua evolución, esta ha sido exponencial, desde el punto de vista de su capacidad para el procesamiento de imágenes, esto ha posibilitado la utilización de algoritmos informáticos capaces de detectar de forma automática situaciones de riesgo, generando alertas en tiempo real, transformando a las cámaras de videovigilancia en elementos inteligentes, con la capacidad de poder anticipar el delito.

Los operadores de las salas de videovigilanciala, con la nueva generación de sistemas de ya no solo observan pantallas, sino que deben de estar alertas ante aquellos eventos o alarmas que se generan  por las cámaras inteligentes.
Esto permite dedicar el máximo de atención a los eventos reales de riesgo, y el poder desarrollar actividades más productivas durante el tiempo que no ocurren eventos, tales como revisar y analizar eventos anteriores. 
Se debe de tener en cuenta la posibilidad actual, de que las alertas avisos se den a los equipos de Misión Critica, radios, smartphones  o teléfonos inteligentes, el operativo de seguridad será mucho más eficiente.

Lo último en la evolución de las cámaras inteligentes es lo que conocemos como «machine learning», esta es la tecnología que nos permite que las cámaras, puedan  aprender en base a los eventos que se suscitan y repiten, de tal forma que las alertas en la  detección sufriran ajustes, lo que  mejorará con el tiempo, con la ayuda de los operadores, pasando a ser de manera continua, luego por la propia cámara.

La posibilidad de buscar en las grabaciones por tipo de objetos o situaciones concretas que se pudieran haber producido, es lo que se denomina búsqueda forense o científica, y es una herramienta clave para la optimización de los recursos a la hora de hacer búsquedas entre cientos de cámaras y ciento de miles de horas de grabación.

Hoy en día las cámaras de video-vigilancia, en red e interconectadas a un Centro Único de Comando,  ya utilizan en la actualidad en muchas  ciudades alrededor del mundo para el monitoreo y control del tránsito, la vigilancia relacionada  a la seguridad publica.

Debemos de tener en cuenta  el papel que deben desempeñar estos equipos en la relación poder mejorar la convivencia en las ciudades inteligentes y la como puede mejorar la manera en que la gente convive, se mueve y trabaja, en nuestra ciudades.
Las cámaras hoy por hoy, son  un componente esencial de un centro de comando y operaciones, pudiendo tener una gran variedad de servicios relacionados con la seguridad,, tránsito y transporte.
Algunos de los ejemplos de las posibilidades de las tecnologías de video vigilancia aplicadas en las ciudades inteligentes:
Ciudades virtuales con mapas 3D en tiempo real: 


Los ciudadanos podrán  saber acerca de los eventos, inconvenientes del tránsito, y así evitar las rutas más saturadas. 
Los modelos de ciudades virtuales tridimensionales que se entregan a los Smartphones podrían proporcionar información de una manera práctica, en tiempo real. 
El software avanzado que integran las cámaras junto con la tecnología de realidad aumentada, pueden generar un mapa 3D con varias capas de datos en directo, incluyendo video, estos mapas “vivos” podrán abarcar la seguridad y protección.
Las ciudades inteligentes tienen que mantener actualizada a la población sobre lo que está pasando. Para ello, necesitan herramientas más inteligentes para comunicarse con los ciudadanos en caso de amenazas potenciales que puedan surgir en ciertas áreas. 
 Con pantallas instaladas en los principales puntos, como plazas o estaciones de tren, y a través de la información transmitida por las cámaras de red, las autoridades pueden mostrar mensajes importantes que alerten a las personas y dar orientación sobre las mejores acciones a tomar.
Hoy en día los Smartphones, se han convertido en una herramienta básica para la comunicación del día a día. 




Con aplicaciones para los Smartphones y  con información de ubicación basada en GPS se puede conseguir que  los ciudadanos puedan reportar servicios  ineficientes en el momento del evento,  tales como contenedores de basura llenos o luces de las calles que no iluminan.
Los encargados del Centro de Comando de los Municipios, pueden verificar los problemas reportados usando su red de cámaras de video instaladas y decidir la mejor y más rápida manera de resolver el problema, en tiempo real. 

Las nuevas herramientas de analítica de vídeo para mejorar la gestión de tráfico y la seguridad ciudadana, así como sistemas de captura de placas vehiculares, el reconocimiento facial y sistemas de conectividad inalámbrica para transmitir señales de vídeo y datos vía LTE y en un futuro cercano la 5G.

La tecnología de vídeo vigilancia como herramienta para la transformación digital de la Seguridad Publica, tanto desde las Municipalidades, como de la Policía Nacional del Republica Dominicana, es un factor clave para el desarrollo de las  ciudades inteligentes, con el único objetivo de poder tener nuestras ciudades y distritos más seguros y habitables.

5 TENDENCIAS PARA TENER EN CUENTA
El mercado de la video vigilancia avanza con rapidez en la creación de nuevos productos y nuevas maneras de suplir la demanda de seguridad. Axis Communications analiza algunas de las tendencias, problemas y desafíos que están transformando la industria:

LA TRANSICIÓN HACIA LAS REDES INTEGRADAS:
Las transmisiones de videovigilancia han empezado a formar parte de la infraestructura de TI. 
Esto ha creado cierta presión sobre el personal de esta área, quienes deben optimizar el ancho de banda para permitir el funcionamiento de videovigilancia a través de las redes existentes. 
A nivel global, la expectativa de crecimiento de videovigilancia basada en IP para finales del año 2019 es de 38 por ciento. 
DEMANDA POR MAYOR ALMACENAMIENTO: 
Durante 2018, 47% de las compras de hardware fueron hechas específicamente para adquirir equipos de grabación o almacenamiento. 

La videovigilancia basada en IP optimiza el proceso de almacenaje. Algunas personas agregan capacidad de almacenamiento a la fuente, (las cámaras). Otros adquieren hardware adicional de almacenamiento.
EL DESAFÍO DE MONITOREAR TRANSMISIONES MÚLTIPLES:
La cuestión principal aquí radica en la capacidad; puede ser que la red y los sistemas de almacenamiento necesiten una ampliación para poder mantenerse a la par del alto volumen de procesamiento de datos. Un creciente número de usuarios desean tener la capacidad para ver transmisiones de videovigilancia de múltiples cámaras y de forma simultánea. 
LA VIGILANCIA DEL FUTURO INTELIGENTE:
 El próximo paso en la evolución de la videovigilancia será contar con sistemas inteligentes que eliminen o reduzcan la necesidad de que un ser humano sea quien realice el monitoreo de las cámaras. 

Se proyectaron ingresos de 2.6 millones de dólares para el final de 2019, provenientes del mercado de software de gestión global de video.
SUPLIENDO DIVERSAS NECESIDADES MEDIANTE VIDEOVIGILANCIA COMO SERVICIO (VSAAS):
Ya sea que se realice la transmisión en tiempo real hacia las instalaciones de un proveedor o se almacenen las imágenes en un servidor propio, VSaaS ofrece a los usuarios un alto nivel de comodidad y flexibilidad. 
Entre las inquietudes pueden estar los costos relativamente altos de infraestructura, problemas de ancho de banda, conflictos entre protocolos y seguridad. 
La expectativa de crecimiento de la tasa anual compuesta de VSaaS entre hoy y 2021 es de 31 por ciento.
Existen muchas áreas de aplicación para las soluciones de videovigilancia cuando están conectadas a otros sensores, sistemas de información y herramientas de análisis de datos como parte de una red inteligente. 
Si bien siempre desempeñarán un papel importante en la prevención de la delincuencia, la protección de las infraestructuras y la respuesta eficaz a situaciones de emergencia, tal vez sea tiempo de pensar de diferente manera y encontrar nuevas formas donde puedan hacer una diferencia significativa para la calidad de la vida de todas las personas. 

Source:tuertoperoveotodo.blogspot.com