NOTICIAS LED ILUMINACION

Orgullosamente: Primera máquina UVC hospitalaria desarrollada en Republica Dominicana.

Hace unas semanas escribí acerca de que es UVC y cómo debe de utilizarse. Hice énfasis en pobre depuración de equipos y productos que se venden tanto internacionalmente como localmente. Penosamente la situación de pandemia de COVID-19 es una gran oportunidad para irresponsables productores y vendedores ganarse su par de pesos.

Pero nunca se debe de perder la esperanza de que por algún lado existe alguien quien hace las cosas bien. Me lleno de orgullo poder contarles acerca del equipo de UV Dominicana, tres amigos: Francis Ripley, Angel Taveras y Hemphy Oran que pusieron su corazón y conocimientos a prueba para desarrollar el primer equipo de desinfección UVC grado hospitalario que puede echar competencia con cualquiera de los equipos de producción de Estados Unidos o Europa. Republica Dominicana formalmente no tiene nada que envidiar a países más desarrollados.

En plena cuarentena, cuando aún la gente estaba en proceso de aceptación de la nueva realidad mundial, estos tres socios empezaron a investigar sobre los equipos UVC disponibles y considerar que opciones tienen los hospitales, clínicas y hoteles para enfrentar la pandemia.

Casi instantáneamente se dieron cuenta que la mayoría de los equipos “económicos” y en fácil acceso al público en general no cumplen con lo declarado en bonitos panfletos publicitarios. Y páginas web como Amazon, Ebay y Alibaba están repletos de estos equipos supuestamente bactericidas.

Por su cuenta adquirieron varios equipos de tecnología UVC, entre cuales una bombilla LED UVC, una torre móvil con tubos bactericidas, adquirieron también el lector de UVC y empezaron las pruebas.

Los resultados han sido tan alarmantes, hasta se puede decir que ofensivos para la humanidad. Quedaba claro que había que hacer algo al respecto. La mayoría de equipos no emiten ni mínima cantidad de UVC requerida para desinfectar el ambiente. UVC es un tipo de irradiación que mientras mayor distancia del emisor más se debilita la potencia de desinfección del equipo, además que irradiación UVC también es acumulativa.  Algunos de los equipos podían presentar lectura apta para desinfección a distancia de una sola pulgada del emisor. Dichos equipos claramente no cumplen con su función. Y además de esto, están tan pobremente ensamblados y diseñados, que por ejemplo la torre móvil de UVC de producción China, que sabemos que su precio de venta en República Dominicana ronda por unos 50,000RD$ ni siquiera quiso prender. Al realizar la verificación visual se podía contemplar lo pobre que ha sido ensamblada esta máquina, no tiene ninguna defensa para los tubos de desinfección, cuales, les recuerdo, contienen mercurio: un metal pesado altamente toxico. Los starters para tubos son análogos de los más económicos, los cables no están debidamente protegidos para ruptura de movimiento, la maquina no tiene uno soporte para tubos sino un pedacito de un foam mal pegado para frenar y/o acomodar los tubos al cerrarla.

En mi opinión profesional, estas máquinas de desinfección, que por cierto se pueden adquirir muy por debajo de 100USD en Alibaba, no deben de ser comercializados en el país. Organismos como ProConsumidor, Colegio Médico Dominicano y Ministerio de Salud, deben de prohibir inmediatamente la comercialización de estos equipos por los peligros que representan. Además, debe de ser investigado el precio de especulación de estos equipos, ya que es abusivo en vista de los precios reales de estos equipos. Esta es una infracción en derechos de consumidores debe de ser investigada por las autoridades lo más pronto posible.

En la escena de equipos de desinfección de grado hospitalario, son soluciones de mucho mayor envergadura y robustez. Son equipos de alta potencia, diseñados para evitar volcamiento, mecanismos de protección eléctrica. Hasta el detalle de ruedas importa. Un equipo de esta envergadura ronda por 20 a 60,000 USD.

Francis, Angel y Hemphy son profesionales graduados en carreras Arquitectura, Ingeniería Civil e Ingeniería Eléctrica mención Electrónica. Uniendo su conocimiento, fuerzas y recursos propios en cuestión de solo par de meses ellos lograron desarrollar una máquina de desinfección UVC de grado hospitalario de un costo mas razonable que sus competidores de Norteamérica.

Cuando supe de ellos, quise ir personalmente a conocer su proyecto. Cuando pude ver la maquina lo primero que note fue el claro lema de ellos: Seguridad, más seguridad y aún más seguridad (con una pisca de seguridad extra). La maquina consiste en una base metálica robusta y pesada con ruedas hospitalarias con frenos, de cual se eleva una columna central con pantalla de configuración, sensores de movimiento, tubos de desinfección UVC alrededor de ella y finalmente una jaula de varillas de acero inoxidable en todo perímetro. A primera inspección es un equipo muy robusto y pesado, sorprendentemente fácil de maniobrarlo, el anillo de acero inoxidable (pieza de la jaula de defensa) se encuentra en una cómoda altura para agarrarlo, las ruedas rotativas de alta calidad aseguran un movimiento fluido y sin esfuerzo. Lo que particularmente me gusto en relación a la movilidad del equipo es que es imposible volcarlo (lo intentamos), ya que su base fue específicamente diseñada para hacer el contrapeso. El equipo dispone de un llavín con botón de paro de emergencia. Para iniciar el funcionamiento, el operador debe de desbloquear el equipo con la llave y configurar el programa de desinfección en la pantalla táctil.  Además de la llave el equipo dispone de un control remoto. Cuando el operador configura el tiempo de desinfección, debe de seleccionar el tiempo de despeje, para retirarse del espacio a desinfectar. Inmediatamente el programa queda configurado empieza el conteo regresivo para el tiempo de despeje y la maquina empieza a pitar y parpadear la luz estroboscópica en el tope de la torre, lo cual particularmente me gusto, ya que el aviso visual es inclusivo para personas con deficiencia auditiva. Otro toque dramático al estilo de películas de acción es que el tono de alarma de cuento regresivo se va intensificando a medida que transcurre el tiempo para despeje. Además de estas medidas de precaución, en los 4 lados de la torre se encuentran sensores de movimiento asegurando que, si, por alguna razón, al operador no le ha dado tiempo de retirarse, la maquina no iniciara el proceso de desinfección. El equipo no solamente realiza la desinfección, sino también graba el tiempo de operación, horarios u otras informaciones relevantes de su funcionamiento. En cuanto a la parte eléctrica, los componentes utilizados son grado A con varias etapas de protección eléctrica. Algo importante en relación a futuras certificaciones internacionales de este equipo, que se tomo en cuenta en el diseño es la emisión 0 de radio frecuencia y campos electromagnéticos, que en caso teórico pudiesen causar interferencia con equipos médicos en el ambiente. En general el equipo representa una majestuosa obra de detallismo empezando por el toma corriente con sus propios brakers, defensa adicional para el cable y hasta un tubo UVC protegido en la parte inferior en la base del equipo, realizando también la desinfección del piso alrededor de la máquina. Desde mi punto de vista, este equipo ha sido diseñado con todas las precauciones, conciencia y profesionalismo aplicados como para competir con equipos de Norte America de clase premium hospitalario. Republica Dominicana puede estar orgullosa de sus profesionales una vez más.

*No formo parte, no tengo relación comercial, no tengo interés monetario con UV Dominicana.

Att. Maria Shrayber.

 

Orgullosamente: Primera máquina UVC hospitalaria desarrollada en República Dominicana