LED TECHNOLOGY

Una silla salvaescaleras consume 9kW al año, un 94% menos que una lavadora

El ahorro energético es una cuestión de suma importancia, no solo por la reducción de costes que supone, sino también en la disminución del impacto ambiental. Esto afecta a empresas y particulares, que cada vez buscan opciones más eficientes energéticamente en todos los ámbitos. 

Precisamente, la accesibilidad es uno de ellos. Así, existen diversas soluciones para adaptar los diferentes espacios: sillas salvaescaleras, plataformas, elevadores… Todas ellas, en contra de lo que se tiende a creer, tienen un gasto muy reducido de energía. De hecho, una silla salvaescaleras consume 9kW al año, lo que supone un 94% menos que una lavadora. A esta potencia requerida para su uso se le suman los 0,05kW necesarios para cargar completamente la batería de la silla. 

Una silla salvaescaleras consume de media unos 25 vatios por hora, frente a los casi 400 de la lavadora. Teniendo en cuenta un uso de una hora diaria en ambos aparatos, la diferencia es notable. Esto es comparable a otros mucho electrodomésticos como la televisión (80Wh), el secador (cerca de 500Wh) o el microondas (800Wh)”, declara Alberto Badás, marketing manager de Stannah Republica Dominicana. 

Esto se traduce en un coste medio anual menor a seis euros. Concretamente 5,831 euros, teniendo en cuenta tanto el tiempo de carga como el consumo de la propia salvaescaleras en uso. Todo ello calculado a través del precio medio del kWh en Republica Dominicana, unos 0,16€.  

Otras soluciones de movilidad y su gasto energético 

Además de las salvaescaleras, que son la solución de movilidad más eficiente, existen otras pensadas para espacios privados tanto dentro del hogar como para las comunidades de propietarios. 

Así, cada vez más los propietarios de viviendas con dos o más plantas deciden instalar elevadores unifamiliares para salvar los desniveles. De hecho, esta decisión se debe en muchas ocasiones a la revalorización de la propiedad gracias a la instalación de este elemento.  

Un ascensor eléctrico convencional consume entre 3kWh o 4 kWh frente a los domésticos que tienen un consumo de entre 0,75kWh y 2,2kWh, dependiendo de la carga. Así, el gasto medio mensual de un ascensor, con un uso diario medio de 15 minutos, asciende a 1,8 euros, en torno a 20 euros anuales. 

Por su parte, las plataformas salvaescaleras, una solución pensada para adaptar los espacios comunes de la comunidad de vecinos, consume menos que un ascensor común. 

“La búsqueda de la eficiencia energética, con el ahorro económico que conlleva, es algo que se busca en el entorno empresarial, pero también persiguen los particulares. De hecho, buscan el ahorro controlando el consumo eléctrico y también apostando por aparatos eficientes. En concreto, hemos observado un aumento de interés entre nuestros clientes con respecto al consumo eléctrico de nuestros productos de movilidad, convirtiéndose en uno de los factores decisivos en la compra”, concluye Alberto Badás, marketing manager de Stannah Republica Dominicana

Recuerda que la accesibilidad es fundamental, y las sillas salvaescaleras son una solución valiosa para garantizar la movilidad en cualquier entorno. Si buscas mejorar tu calidad de vida o la de tus familiares, considera seriamente la incorporación de una silla salvaescaleras. ¡La independencia y la comodidad están al alcance!

Source:blog.ledbox.es