LED TECHNOLOGY

Iluminación ATEX inteligente, lo último de Airfal

Airfal va un paso más allá en el servicio de iluminación y ofrece luminarias que permiten controlar todo lo que ocurre en las instalaciones industriales. El modelo I-Pyros es una luminaria ATEX que puede conocer todo lo que sucede en una instalación industrial y maximizar su eficiencia.

Airfal International diseña un modelo de iluminación que permite controlar y monitorizar a distancia las luminarias sin necesidad de usar más circuitos cableados que el de alimentación.
El sistema integral que ofrece es una luminaria capaz de recibir información del estado de la luminaria y enviarla para su y procesamiento, con el único objetivo de maximizar el rendimiento de la instalación y reducir sus costes energéticos y de mantenimiento, tan importante en este tipo de aplicaciones de grandes tamaños y difíciles accesos.

Aunque el sistema es compatible con cualquier luminaria, Airfal ha comenzado a utilizarlo con el modelo Pyros, ya que se trata del modelo perfecto para instalaciones industriales, grandes almacenes o puertos, donde puede haber riegos de presencia de atmósferas explosivas. El modelo Pyros es un modelo ATEX y antideflagrante para Zona 21 con una protección contra los impactos y la humedad de IK10 e IP66 respectivamente.

El sistema cuenta con un dispositivo encargado de dar órdenes al DALI de la luminaria, tales como la regulación de la intensidad de luz y variación de tonalidades de la misma para conseguir un mayor bienestar y eficiencia de las personas que trabajen en las instalaciones, o u órdenes de encendido o apagado Asimismo, funciona como un recolector de información, ya que registra las horas de funcionamiento, el estado del driver de la luminaria, averías e incluso el estado de las baterías para aquellas luminarias con kit de emergencia. Además de recoger toda esta información, es capaz de transmitirla
En segundo lugar, un sensor, que es opcional, detecta el movimiento físico que se produce en la zona de la luminaria. Funciona hasta a 4 metros de altura y va instalada dentro de la luminaria. Está conectado directamente al nodo Wireless.

El sistema se completa con un dispositivo que conecta los nodos más inmediatos a su ubicación, recoge la información que estos registran, y almacena en su memoria la información, para enviarla cada dos horas a una con una periodicidad preestablecida a la nube. Esto permite tener un registro de todo lo que ocurre en la instalación, crear historiales y establecer estudios de comportamiento que permitan la toma de decisiones.
APP para dispositivos móviles

Toda esta información almacenada en la nube, está a disposición de los responsables de la instalación. En un dispositivo móvil se instala una aplicación que permite la monitorización de las luminarias y su representación sobre plano que simula la instalación con un perfil único para cada modelo, así como la localización de cada luminaria dentro del plano y el funcionamiento de las mismas en tiempo real. Esto permite saber si algo va mal y el origen de este fallo de forma inmediata, lo cual ahorra tiempo y dinero a la instalación y posibilita la solución de este fallo.

Gracias al almacenaje del histórico y estudiando las tendencias de la instalación, la aplicación permite la programación del funcionamiento de las distintas luminarias que componen la instalación, controlando así su consumo y maximizando su rendimiento.

Aplicaciones reales
Este sistema de iluminación y control se está utilizando en puertos marítimos, en túneles y grandes industrias, ya que las ventajas son muy numerosas.
En primer lugar, permite la detección el estudio y la solución de una posible anomalía en la instalación. Esto es clave cuando un túnel tiene kilómetros de instalación o un puerto cuenta con cientos de luminarias y se detecta un funcionamiento incorrecto. Saber identificar qué modelo es y conocer el motivo del error es clave para una pronta reparación, lo que reduce los gastos derivados de este fallo. Podemos saber por ejemplo si una batería de emergencia ha fallado sin necesidad de ver la luminaria. Esto nos ahorra horas de operario que pase por la instalación mirando las luminarias una por una.

El estudio histórico de la situación en la nave permite la monitorización y programación de la instalación, con horas de encendido o apagado, o flujos luminosos deseados. Un ejemplo de ello es la zona de expediciones de una nave industrial. Gracias al estudio del comportamiento en la nave se conoce que esta zona sólo se transita en las últimas horas de la jornada laboral, por lo que se programa su encendido a la hora adecuada, o se dota a la luminaria con un sensor que la enciende cuando detecte movimiento.
Todo esto lleva a la instalación a ser un entorno más optimizado y con un reducido consumo, ya que todas estas ventajas suponen un ahorro no sólo energético, sino también de tiempo, personal y de recursos económicos.

Instalaciones de éxito
Airfal ya ha exportado esta tecnología fuera de nuestras fronteras y el Reino Unido se ha convertido en el principal cliente de este servicio, con cientos de luminarias I-Pyros iluminando los puertos de Inglaterra.
Además de en puertos, este modelo ATEX puede instalarse en grandes naves industriales, lugares de almacenaje de grano y agroalimentario, centros logísticos.

Source link