LED TECHNOLOGY

¿Dónde usar los aplique de pared?

aplique

Las luminarias aplique son un tipo de lampara el cual es usado para ser colgado a la pared,su principal característica es que son ideales para ser colgados en muros o columnas.

¿Donde usar los aplique de pared?

Estos apliques de pared son ideales para usarlos en zonas de paso, como pasillos y recibidores, sin demasiado espacio para colocar una lámpara de pie o de sobremesa.

-También pueden tener su sitio dentro de armarios, de manera que puedan iluminar, en un momento dado, estos espacios cerrados y facilitarnos la búsqueda de prendas y otros objetos guardados en el interior.

-En caso de que nuestra habitación sea de espacio reducido y no haya sitio para colocar mesitas que sirvan como base de apoyo de lámparas de sobremesa, una buena idea es aplicar un aplique en el cabecero de la cama para conseguir el mismo efecto lumínico. Si también nos ocurre en el comedor, salita o zona de lectura, estos apliques podrán hacer el mismo papel que una lámpara de pie si los instalamos a la misma altura.

-Son buenos, también, para iluminar pequeñas zonas oscuras, que no cuenten con iluminación natural pero que necesiten iluminación artificial.

-Existen algunos apliques que permiten dirigir la luz hacia diferentes puntos. Este tipo de apliques puede ser una buena opción si queremos iluminar objetos o cuadros colgados en la pared.

-Las escaleras también pueden iluminarse con este tipo de lámparas, por lo que son una buena opción para dotar a estos espacios de luz suficiente.

-Las zonas exteriores pueden beneficiarse de ellas también. Es muy común usar apliques de pared en zonas exteriores, como jardines o fachadas. Pueden crear diferentes efectos; o bien proporcionar una luz difuminada y general, que consiga un ambiente acogedor y cómodo, o bien iluminar pequeñas zonas o detalles que queremos resaltar, como puede ser el número de puerta o nuestro buzón.

¿Cómo usar los apliques de pared?

Para usar estos apliques de manera óptima, deberemos tener en cuenta unos pequeños consejos que nos ayudarán a que la iluminación sea la adecuada:

-Encontramos apliques de pared de diferentes diseños y maneras. Algunos de ellos tienen proyección superior, otros frontales, inferiores y de doble proyección (arriba y abajo). No todos son recomendados para cada estancia y función, por lo que será necesario valorar el tipo de actividad que vamos a realizar con esta luz, y elegir la mejor opción.

-Los apliques de proyección superior no son recomendados para iluminar estancias solo con estas lámparas. Tampoco lo son para instalar en zonas de lectura o estudios, pues pueden producir reflejos. Para ello, es mejor instalar apliques que nos permitan focalizar la luz, o apliques con luz frontal.

-Si queremos iluminar nuestra zona de estudio con un aplique de pared, necesitaremos que la luz refleje hacia la mesa donde trabajamos. Para ello, podemos optar por un aplique cuya luz podamos dirigirla nosotros mismos. Algunos apliques cuentan con un reflector metálico para que la luz se dirija hacia abajo, lo cual pueden ser también buenas ideas.

-Evita instalar apliques de luz superior en escaleras u otros sitios que supongan cierta peligrosidad, pues pueden reflejar al bajar.

–La distancia entre el techo de la estancia y el aplique debe ser de unos 30 o 50 centímetros. De esta manera, la luz se difuminará en toda la habitación. Si dejamos menos espacio, reflejará en el techo y perderá luminosidad útil.

-Si lo que queremos es que ilumine el techo, debe instalarse a 2 metros del suelo, y focalizarse hacia arriba.

-Deberemos escoger el diseño que más se adapte a la decoración de la estancia. Hoy en día podemos encontrar muchos tipos de apliques, de manera que, además de su función lumínica, también nos ofrecen una función decorativa. Lo ideal es que el aplique elegido se integre en la decoración de la estancia y en el ambiente que le hayamos decidido dar.

-También puedes optar por un aplique de pared tipo pinza. Estos tipos son móviles y pueden pinzarse en estanterías, armarios y otros muebles para poder iluminar diferentes zonas. Muy recomendables en caso de que necesitemos iluminar diferentes estancias que vayamos a usar.

-Si queremos que el aplique pase lo más desapercibido posible, podemos taparlo con yeso y pintarlo del mismo color que la pared. De esta manera, la luz parecerá salir del interior de la pared y pasará totalmente desapercibida.

-Los apliques de luz también nos permiten crear una iluminación tenue que nos permita conseguir una relajación especial. Muy buena idea, por tanto, para dormitorios o salas de estar.

Escrito por: Universoflow

Source link